<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35141529\x26blogName\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zaragozamonamour.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zaragozamonamour.blogspot.com/\x26vt\x3d3491767689657937504', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <iframe src="http://beta.blogger.com/navbar.g?blogID=29608526" height="30px" width="100%" marginwidth="0" marginheight="0" scrolling="no" id="navbar-iframe" frameborder="0"></iframe> <div id="space-for-ie"></div>

La Torre de la Madalena
18.6.08

torre

Me siento frente a la ventana,
a contemplar la Torre.

Cervecita, cigarro y algo salado para subir la tensión,
que ya ha empezado el calor,
y está por los suelos.

Sabía, cuando llegué a esta casa,
que esa torre no estaba ahí
por casualidad.

los muros que levanté, hasta ayer,
para protegerme,
se derrumban, por completo.

De mí depende, hacer de ello una fiesta,
o una tragedia.

De mí depende también,
Construir después una torre igual,
o atreverme a ser libre, el resto de mi vida.

Teresa 9:29 p. m., ,




Sigo observando
16.6.08

en el agua

Igual que si me deslizara sobre un mar en calma.

Pisando por primera vez,
trayectos inventados,
para mí...
por otros.

Teresa 4:33 p. m., ,




La mujer de agua
14.6.08

un río

Estos días que vivimos en Zaragoza, me recordaron un texto corto que escribí en abril del 2003. Ahí va:

La mujer de agua cambia de color con cada paso. Está formada por lágrimas, sudor, saliva, rocío y lluvia. Cuando hace mucho frío no tiembla pero cuando sopla el viento se le ensanchan las caderas. Tiene algas en el pelo y arena en el ombligo.

La mujer de agua siente nostalgia al ver los charcos. Sabe que debe volver al mar, pero no se atreve. Prefiere seguir siendo la mujer de agua, sobre un desierto de asfalto.


Después de tanto tiempo, me gustó leerlo. Han cambiado muchas cosas, pero yo sigo siendo la mujer de agua, un río de emociones...

Teresa 6:45 p. m., ,




Por un tiempo
11.6.08



Será mejor quedarme calladita, y observar que ocurre.

Teresa 1:17 a. m., ,




Temblando
6.6.08

moto_y_silla

En uno de esos días en los que fumo sin conocimiento,
y hasta una silla vieja y rota, tirada en la calle,
me parece tan bonita, que me hace llorar.

Hoy me hacen daño la luz,
el viento, el suelo que piso... la vida.

Pero a mí todo me sabe a poco
así que me pongo canciones tristes,
para llorar más y con más ganas.

Siempre tirando, tirando, tirando del hilo,
y nunca alcanzo a ver el final de la madeja.

Teresa 4:33 p. m., ,