<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35141529\x26blogName\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://zaragozamonamour.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://zaragozamonamour.blogspot.com/\x26vt\x3d3491767689657937504', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script> <iframe src="http://beta.blogger.com/navbar.g?blogID=29608526" height="30px" width="100%" marginwidth="0" marginheight="0" scrolling="no" id="navbar-iframe" frameborder="0"></iframe> <div id="space-for-ie"></div>

El viernes pasado
31.1.08

la plaza

La primera vez que me enfrenté con el espacio que rodea la Basílica del Pilar, tuve la sensación de encontrarme con un fragmento de Venecia, que descolgado del cielo, había caído medio desordenado ante mis ojos.

También sentí un dolor en el pecho, de esos inexplicables, que no se sabe bien si auguran grandes momentos o estrepitosas catástrofes.

No deja de estar presente, todavía, cuando cruzo la Plaza del Pilar, ese pinchazo, como un gusanillo, que me hace observar al milímetro todo lo que me rodea, como si fuera la primera vez, o la última.

Un por si acaso, acompañado de un suspiro discreto. Unas ganas imposibles de ser el aire, el suelo, el agua, la gente... de estar en todo y permitir que todo me llene.

Una certeza en mis pasos de haber encontrado en esta ciudad, los latidos que marcan el ritmo de mis sueños.

Teresa 12:17 a. m., ,




Salir +
23.1.08



Fuera de este ordenador,
Está la luz, la calle,
La vida.

Mi voz,
mi piel,
mi sombra.

El calor del sol,
y la caricia del cierzo.




También está tu ausencia,
el olvido,
La muerte.

Y mi mirada curiosa,
que unas veces colorea,
y otras contamina.

Teresa 6:36 p. m., ,




El cuerpo del delito
21.1.08


Cómo me hubiera gustado ayer tener a mano el teléfono del Sr. Lobo, para que me echara una manita.

Al igual que tantas otras cosas, en Zaragoza me decidí a preparar mi primera lasaña, momento que nunca olvidaré, como podéis comprobar en la foto de arriba.

Por suerte sustituí el tomate por una bechamel improvisada y el resultado fue delicioso, en contra de lo que podía parecer en el momento de la catástrofe.




Me sugieren desde Casablanca Existe! Que indique 3 nuevos propósitos bloggeros para el 2008, pero yo tengo todos los años el mismo. Disfrutar con esto (como con todo), y el día que no sea así, adiós al invento.

También me gustaría ser un poco menos torpe, pero lo veo difícil...

Teresa 7:20 p. m., ,